Sala Salamandra (L´Hospitalet de Llobregat)- sábado 17/03/18- 21h aprox.

DSC_0031

Fotografía: Marta G Palacios

El rebaño público que se arremolinaba en la sala, había acudido expresamente a ver al rapero Rayden. El ambiente fermentado con hormonas de adolescentes, que por lo general, no levantaban más de la veintena, se iba enrareciendo a medida que se precipitaba el comienzo. Lo cierto es que colocar a Jacobo Serra  junto a otro cabeza de cartel más afín a su música, hubiera sido mejor para todos. Pero entiendo que si desde la organización se tomó esta decisión, será porque no les quedaba otra, o al menos, eso quiero pensar. Jacobo Serra: Sin duda nuestro cabeza de cartel de la noche. Puesta en escena en formato trío. Jacobo aparecía con una Fender jazzmaster eléctrica, aportando mayor potencia sonora a las raíces pop-folk que han ido enredando al artista manchego desde sus inicios. Qué mejor forma de “romper aquel hielo noctámbulo”, que fundiéndose con el arpegio inicial de Deshielo. Así empezaba la presentación de su último disco Fuego Artificial (2017), cuya canción homónima hizo de trampolín para saludar al público, agradecer tanto al festival como a la sala que contaran con su presencia, y finalmente presentar a la banda.
DSC_0057

Fotografía: Marta G Palacios

Salto al pasado con temas como On & On y There´s  A Sign, cuyas imágenes se recomponían en un flashback de texturas más folkies, que nos extrapolaban a sus dos trabajos pretéritos Don´t Give Up (2014) y el EP Icebergs (2016). El cambio de idioma para un artista o grupo, siempre plantea una apuesta arriesgada. Un ¿cómo se lo tomaran mis fans? Aunque se siga manteniendo la esencia. Es curioso cómo puede cambiar la sonoridad de una misma voz del inglés al castellano. En el caso de Jacobo Serra, yo particularmente prefiero sus canciones en inglés; sin embargo, también pienso que su cruce de acera al castellano, no pone en riesgo la calidad de sus composiciones
DSC_0037

Fotografía: Marta G Palacios

Mientras Estés Ahí y El Imperio –tema dedicado al cómico americano Donald Trump y su “demogracia”, proponían un ejercicio de alquimia vocal, cuyo espectro nos atravesaba, punzante, como si de una fina tela se tratase. Cierto sector del público, que hasta el momento había permanecido pasivo, parecía despertar de su letargo invernal para prestar un poco de su voz a Jacobo, que hizo todo lo posible por congraciarse (incluso en catalán) y por remover aquellas almas prisioneras del rap. Finalmente, el artista consiguió arrancar algunos coros entre los presentes.
DSC_0023

Fotografía: Marta G Palacios

Alcanzando ya casi el final de la meta, Icebergs enfatizaba el ocaso de todo aquello. Mientras que La Brecha delimitaba el punto de inflexión del corredor de fondo, que habiendo alcanzado la etapa final, lucha contra sus monstruos internos para terminar encumbrando su hazaña. Y sí, Jacobo Serra salió victorioso de aquella prueba de fuego. Una pena no haber tenido tiempo para más, aunque muy satisfechos con lo visto, y sobre todo, por ver cómo nuestro paisano va creciendo; prudente, siempre con los pies bien plantados en el suelo, pero dando pasos de gigante. Le auguramos lo mejor a Jacobo, con la certeza de que seguirá una senda musical plagada de éxitos.  

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.