Un circuito estatal que se celebrará entre los meses de abril y julio
de la mano de ACCES, con el objetivo de poner en valor las salas como auténtica cantera del talento y la música en directo

Las salas de conciertos son, sin duda, una parte vital en la cultura musical: son la cuna y el campo de entrenamiento de los artistas y bandas que quieren labrarse una carrera dentro de la industria.

En ellas se curten los talentos emergentes y se consolidan los grandes nombres; sobre sus tablas ocurre ese mágico viaje entre los nervios y la ilusión de los primeros directos a la experiencia y la nostalgia de los últimos.

Y para darles el protagonismo que merecen nace #culturadesala, un nuevo ciclo que tendrá lugar entre los meses de abril y julio de 2023 y en el que las salas organizarán alrededor de 200 conciertos con más de 25 artistas de gira por la geografía española.

Un circuito estatal que surge gracias al convenio firmado entre el INAEM (Instituto de las Artes Escénicas y de la Música) del Ministerio de Cultura y Deporte y ACCES, la Asociación Estatal de Salas de música en directo, que se llevará a cabo en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado por la Unión Europea, NextGenerationEU.

Por #culturadesala pasarán —entre otros muchos— nombres como Depedro, Biznaga, Mr Kilombo, Toundra, Travis Birds, trashi, Niña Coyote eta Chico Tornado, El Niño de la Hipoteca, Lucía Rey Trío o Uoho, que será el encargado de inaugurar el ciclo con su concierto en la sala Óxido de Guadalajara, celebrando además el 18 aniversario del local.

Una programación que se puede consultar al detalle en la web salasdeconciertos.com/circuito-cultura-de-sala/ y que ha sido seleccionada en su totalidad por las propias salas de la red de ACCES. Así, han sido los profesionales de cada una de las más de 100 salas de más de 40 provincias quienes han ejercido, como no podía ser de otra manera, de prescriptores de talento para elegir las propuestas que consideren que más gustarán a su público, ese que ellos conocen mejor que nadie.

Además, los programadores han trasladado su experiencia y conocimientos sobre los estilos que mejor funcionan en sus respectivas zonas a los compañeros de otras Comunidades Autónomas, creando así una interconexión con toda la red de salas para ayudar al flujo, la difusión y la movilidad de artistas entre territorios.