El Festival Independente de Vilalba (FIV) ha cerrado con éxito su 17ª edición, inaugurando la temporada de festivales en Galicia. Con abonos y entradas de sábado agotados, el festival acogió a cerca de 6.000 personas entre ambas jornadas.

Los conciertos de Iván Ferreiro, Dorian y El Columpio Asesino fueron los momentos más esperados por el público, mientras que la Banda de Música de Vilalba llenó el Auditorio. Además, un 83% de los asistentes llegaron de otros puntos de Galicia, como A Coruña, Lugo o Vigo, y cada año llega más público de otras regiones como Asturias o Madrid.

El festival, que se celebró el pasado fin de semana, logró integrar el comercio local y la hostelería dentro del evento, a pesar de las inclemencias meteorológicas. Las actividades complementarias, como la grabación del programa de Café Derby 21 y la degustación de Vermú Arnao, dieron inicio a la primera jornada en el Parador de Vilalba.

El Escenario Vibra Mahou acogió a grandes nombres del panorama musical indie, como Mondra, Veintiuno, Dorian, Grande Amore y Eme DJ el viernes, y Lontreira, Niña Polaca, Iván Ferreiro, El Columpio Asesino y Serial Killerz el sábado.

El festival, gestionado por primera vez por la promotora I-radia Crea, agradece el apoyo de las instituciones y patrocinadores, entre ellos el Concello de Vilalba, Vibra Mahou, Grupo Lactalis, Diageo, Cholo Construcciones, Arnao Vermú, Gadis y Labauh.

Estos datos reflejan el positivo impacto económico para la localidad, que supera los 180.000 euros en esta edición, y que atrae a numerosos visitantes a la localidad, generando un aumento del empleo directo e indirecto, agotando las plazas hoteleras desde hace meses e incentivando el consumo en el comercio y hostelería local.

El FIV de Vilalba se ha convertido en una cita ineludible de la música indie en el país, y promete seguir creciendo en las próximas ediciones.