Red Moon Yard no es solo una propuesta musical que arranca en este 2024, es algo más. Además de su aire de rock americano de raíz, influenciado por bandas y artistas como John Mellencamp, Woody Guthrie, David Crosby, Stephen Stills, Graham Nash, Neil Young, Fleet Foxes, Drive-By Truckers o Wilco, lo que realmente distingue a Red Moon Yard es su mensaje.

La banda pretende transmitir en sus canciones los valores transcendentales del budismo: la “impermanencia” de lo material, la interdependencia vital, la inestabilidad continua de esta vida que todo lo impregna, el karma. Todo ello viene marcado por Marcos F. Fermoselle, polifacético líder de la banda y compositor principal, además de guitarra rítmica y voz de Red Moon Yard. Fermoselle, además de su faceta como empresario, es un destacado miembro de la comunidad budista en nuestro país y próximo a la comunidad internacional, donde ha colaborado en incontables proyectos y es ferviente seguidor del budismo, del Dalai Lama e importantes Maestros.

En su primer single, “Queen of my Sorrows”, extraído del que será el primer álbum de Red Moon Yard que saldrá a finales de primavera, nos encontramos con una de las canciones que dan rienda suelta a su perfil más eléctrico. La canción nos adentra en otro de los principales ejes del budismo de forma sutil: El cambio, que se produce de forma continuada en la vida donde nada permanece igual.

Muy pronto podremos seguir descubriendo nuevas canciones de la primera producción de Red Moon Yard. Para aquellos que estén interesados en descubrir en directo a Red Moon Yard, podrán hacerlo el próximo jueves 18 de abril en La Sala del Wizink. Sin duda, será una oportunidad para experimentar la fusión única de música y espiritualidad que ofrece Red Moon Yard.