Este fin de semana tenía lugar la segunda edición de Sonorama Ribera Goes to Ibiza, festival en el que han convivido diferentes disciplinas artísticas, capitaneadas por la música. Artistas con amplia trayectoria a nivel nacional y otros talentos más emergentes que están empezando a despuntar en la escena, tanto peninsular como balear, se daban cita en un evento de tres días, en el que pudimos disfrutar de conciertos en formatos reducidos, como los de: Miss Caffeina, Nena Daconte o Luis Brea y también en eléctrico, como era el caso de Dani Fernández, Belako, Veintiuno, Morgan o Sexy Zebras, entre otros.

Destacaba en esta edición la importancia de mostrar al público el talento local con bandas como The Morning Drivers, Niños Raros, Stone Corners o los ibicencos de adopción: Cachorros, que derrocharon una envidiable actitud en el escenario.

Además de los conciertos de pago en el recinto Venice Bay, inaugurado para la ocasión y donde pudimos ver a artistas como: Rulo y La Contrabanda, Rufus T. Firefly, Delafé y Las Flores Azules o Niña Polaca, también se quiso compartir este gran acontecimiento con todo el que quisiera acercarse a conocer la esencia del festival y artistas como: Hoonine, Sienna, Izaro o Tu Otra Bonita, en el escenario situado en el exterior del Auditori Caló de s’Oli, que contó con gran acogida por parte de un emocionado público durante todo el fin de semana.

En este nuevo recinto también hubo planes dirigidos a los y las más peques de la casa, que pudieron disfrutar de teatro, pintacaras y actividades durante el sábado por la mañana, que terminaron empalmando con los primeros conciertos de la tarde, a los que el público más joven aportó una nota de color y de diversión.

también hubo planes dirigidos a los y las más peques de la casa, que pudieron disfrutar de teatro, pintacaras y OTRAS actividades

A todo el entramado de conciertos del fin de semana se le sumaron varias actividades paralelas que añadían gran valor a esta cita: presentaciones de libros como: «Todo lo que importa sucede en las canciones» (Fernando Navarro) o ‘Balearic: historia de la cultura de club en Ibiza’ de (Luis Costa); podcasts musicales en directo, como: ‘Provincianas’, junto a Diego Arroyo de Veintiuno; charlas sobre promoción con Gabi Montes con Bárbara Téllez; exposiciones de fotografía de Juan Pérez Fajardo… Hubo incluso tiempo para el ocio con el Dolce Vita Bingo de Lola Von Dage, justo antes de la singular propuesta artística de Cintia Lund.

También se aprovechó un lugar tan único como es el Cinerama de Gran Paradiso para proyectar películas y documentales como el de «Garlic Phantoms: esplendor y caída» o «Miedo al miedo» de Eme DJ. Esta última a su vez, también hizo gala de su talento como dj, cerrando la noche del viernes y cediendo el testigo al día siguiente a We are not DJ’s, encargados de poner la guinda al pastel de Sonorama Ribera goes to Ibiza.

Sonorama Ribera Goes to Ibiza cierra su segunda edición dando un firme paso al frente, sumando valor a la propuesta que llegó a la isla por primera vez en 2019 y con la clara intención de seguir creando y apoyando la escena músical ibicenca, gracias al apoyo de Estrella Damm, Ibiza Travel, Ajuntament Sant Josep de Sa Talaia, Consell d’Eivissa y Concept Hotel Group.