El festival Womad ha cerrado su 31ª edición con un rotundo éxito, dejando una huella de satisfacción entre los más de 107.000 asistentes que han disfrutado de las diversas actividades y actuaciones en la hermosa ciudad monumental de Cáceres.

Durante las cuatro jornadas del festival, más de 20 artistas de 10 países diferentes han desfilado por los distintos escenarios, ofreciendo una variedad de música procedente de rincones recónditos del mundo y mostrando tradiciones y culturas que han despertado la curiosidad de público de todas las edades.

Esta edición ha sido especialmente memorable por su civismo y la ausencia de incidencias. Con un sonido notablemente mejorado y la satisfacción generalizada de todos los implicados, desde el público y los servicios hasta los grupos musicales que han actuado desde el jueves por la tarde.

En términos de impacto medioambiental, se ha logrado una considerable reducción en la cantidad de residuos generados, permitiendo a los asistentes disfrutar de una ciudad más limpia y segura. Este avance cualitativo ha contribuido a que el balance del festival sea sumamente positivo.

El director del festival, Chema Fernandez, ha expresado su alegría por haber superado el desafío de organizar un evento de tan larga trayectoria y trascendencia de manera tan exitosa y mágica. Fernandez agradeció a todos los involucrados y asistentes por el buen desarrollo y funcionamiento del festival.

El último día del festival, el domingo 12 de mayo, se cerró con el último de los talleres infantiles, dirigido por los creativos oscenses, FRATELLI MOCA. Su fascinante obra final fue presentada junto al ya clásico pasacalles, dirigido por la energética formación de percusión extremeña, EXTRETUCADA.

Sin duda, este ha sido el mejor colofón para una edición inolvidable del festival Womad, donde tanto adultos como niños han disfrutado al máximo.